Pedeco

INTERBOR, como asociación internacional que agrupa a las distintas asociaciones nacionales de ortopedia, ha desarrollado un programa destinado a que los países menos desarrollados puedan dar forma a su sector ortoprotésico a través de la creación de pequeñas empresas privadas con socios tanto locales como de otros países más industrializados. Este programa se llama PEDECO (Empresas privadas de O&P en países en vías de desarrollo, en sus siglas en inglés).

La principal misión de PEDECO es asegurar la continuidad de los servicios y provisiones de ortopedia tras situaciones de emergencia, generalmente atendidas por las ONG. Con frecuencia observamos cómo proyectos puestos en marcha por ONG con la colaboración de los gobiernos nacionales, tras 4 ó 6 años, pasan directamente a manos de la Administración. Y, por distintas causas, termina resultando que los países no tienen recursos para continuar con el proyecto original. Esto conlleva que, de un día para otro, las personas con discapacidad han de enfrentarse a una repentina cancelación de la prestación ortoprotésica; y es en este punto donde PEDECO intenta ofrecerles una solución.

Por todo ello, los objetivos de PEDECO son:

Por ejemplo, las colaboraciones comerciales pueden darse si:

  1. una persona o taller ortoprotésico de un estado desarrollado, con el objetivo de de apoyo profesional, empresarial y formativo.
  2. un fabricante de productos ortopédicos para garantizar la distribución de materias primas y componentes, en tanto en cuanto no existan en el país en cuestión. Será condición que el fabricante sea consciente de las necesidades específicas (sociales y económicas) en los países en vías de desarrollo.
  3. un participante local, relacionado con la ortopedia, con el objetivo de llevar a cabo la supervisión diario.
  4. una compañía aseguradora nacional o local que tenga acceso al sistema de Seguridad Social del país.

Estos cuatro agentes mencionados podrían participar en el capital social fundacional. Los tres primeros tendrán que ostentar a partes más o menos iguales la mayor parte del capital, siendo la parte más pequeña para la cuarta entidad.

Para establecer una empresa de ortopedia es aconsejable contar con las líneas educativas establecidas en los países en vías de desarrollo en el campo ortoprotésico, tal y como reflejó la WHO, Génova 1990, así como contactar con INTERBOR en relación a la necesidad de dispositivos, tipología y número de personal, periodos de formación y práctica, perfiles profesionales, media de productos ortopédicos producidos por año en relación a la inversión realizada, etc.

contact

browse